Brote de Leishmaniasis en el Nordeste de Argentina

9 11 2009

Se transmite a través de la picadura de un mosquito muy pequeño, el flebótomo, que opera de noche.

La leishmaniasis es una enfermedad zoonótica, parasitaria, causada por diferentes especies de protozoos del género Leishmania. Las manifestaciones clínicas de la enfermedad van desde úlceras cutáneas (Leishmaniasis cutánea) que cicatrizan espontáneamente hasta formas fatales en las cuales se presenta inflamación severa del hígado y del bazo (Leishmaniasis visceral). La enfermedad por su naturaleza zoonótica, afecta tanto a perros como humanos. Sin embargo, los animales silvestres son portadores asintomáticos del parásito, por lo que son considerados como animales reservorios.

Leishmaniasis Canina

¿Qué es?
Es una enfermedad provocada por un parásito (Leishmania), que invade diferentes órganos del perro provocando lesiones de diversa consideración, hasta provocar la muerte de la mascota.

http://es.wikipedia.org/wiki/Leishmaniasis

¿Cómo se transmite?

El parásito se transmite a través de un mosquito llamado flebótomo. Cuando el mosquito pica al perro, le transmite la enfermedad con la picadura.
A diferencia de los mosquitos a los que estamos acostumbrados a ver, el flebotomo es mucho más pequeño. No es nada fácil verlo, y tampoco oírlo, dado que no hace el típico zumbido al volar. Solamente pican las hembras, que necesitan sangre para desarrollar los huevos. Los machos se alimentan de azúcares y plantas.

¿Cuáles son los síntomas?

La sintomatología clínica es muy variada, pero cabe destacar lesiones en la piel, en las articulaciones y, cuando la enfermedad está ya bastante avanzada, problemas a nivel renal (Leishmaniasis visceral). Algunas señales que alertan la aparición de la leishmaniasis en los canes son:

  • Desgano.
  • Caída del pelo.
  • Falta de apetito.

El período de incubación va de los 2 a los 12 meses, en este lapso el perro disminuye tanto su apetito como su actividad diaria y el pelaje se vuelve opaco. Se desarrolla también una dermatitis exfoliativa generalizada, la alopecia (pérdida de pelo) que va aumentando con el tiempo, junto con el adelgazamiento progresivo del animal. Es posible en esta etapa hallar úlceras dérmicas que son más frecuentes en las zonas de flexión, y también en los espacios interdigitales. Las uñas comienzan a crecer en forma desmedida (onicogrifósis) y es posible la aparición de otros signos como la conjuntivitis, el sangrado espontáneo de las narinas, las úlceras cutáneas o el ano. La fiebre y la diarrea son características de los estados avanzados de la enfermedad.

Los veterinarios instan a no dejar que el animal esté muy deteriorado para acudir a la consulta con el especialista.
Alertaron que si se deja avanzar a la enfermedad, ésta ataca la vista, las articulaciones, la piel y el riñón del perro.
Por otra parte las secuelas de la Leishmaniasis en perros pueden ser muy graves como llegar a diálisis, transplantes de riñón o la muerte del can.

¿Cómo podemos confirmar la leishmaniosis canina?

Uno de los principales problemas de la leishmaniosis canina es el diagnóstico. En los casos avanzados, con los síntomas clásicos bien descritos en la literatura, el diagnóstico puede resultar fácil. Sin embargo, en muchos otros casos, debido a que los síntomas son variables y similares a otras enfermedades, a que las lesiones histopatológicas no son definitivas y a que no existe un test 100% sensible, llegar a un diagnóstico de leishmaniosis supone evidentes quebraderos de cabeza. Es importante, por lo tanto, conocer y profundizar en las principales técnicas con las que contamos para el diagnóstico de la leishmaniosis canina. Otro problema importante es el seguimiento posterior del animal durante y después del tratamiento.

El diagnóstico más fiable de la leishmaniosis canina es la observación del parásito. Puede conseguirse con punciones de médula ósea (principalmente en costilla, aunque también en fémur y pelvis) o de ganglio linfático y con su posterior tinción. Es un método sencillo, rápido, económico y relativamente poco traumático. La presencia de un sólo parásito en el interior de las células se considera diagnóstica de infección. Las biopsias de piel constituyen también un método útil de diagnóstico de la leishmaniosis canina.

El cultivo de los parásitos a partir de distintas muestras clínicas en distintos medios de cultivo (NNN, RPMI-16/40, HQ-MEM, Schneider) también puede ser utilizado para el diagnóstico.

Otra manera de diagnosticar la leishmaniosis canina es la detección de anticuerpos anti-Leishmania circulantes mediante técnicas de diagnóstico serológico. Las conclusiones más interesantes son que la IFI, el ELISA, el TAD y el WB ofrecen resultados muy parecidos y son muy sensibles.

Otras técnicas de diagnóstico son la detección del ADN del parásito. Estas técnicas se llaman moleculares de análisis de ácidos nucleicos. La más conocida es la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) que permite un diagnóstico de alta sensibilidad y especificidad, ya que amplifica fragmentos específicos de ADN del parásito.

¿Hay tratamiento para la leishmaniosis canina?

El tratamiento de la leishmaniosis canina es un campo que ha concentrado la actividad de numerosos grupos de investigadores en los últimos años. Las actuales terapias raramente eliminan la Leishmania de los perros y la curación completa es una excepción. Las recaídas, que necesitan nuevamente tratamiento, son frecuentes; aunque algunos perros llegan a estar clínicamente sanos. Sin embargo, a pesar de estos problemas, el tratamiento de la leishmaniosis ha mejorado extraordinariamente en los últimos años. Esto se ha debido, por un lado, a la mejora en la calidad clínica y de los medios de los veterinarios y por otro, a la aparición de nuevos medicamentos.

La eutanasia por leishmaniosis canina, sólo debe plantearse en los casos de leishmaniosis que puedan tener graves consecuencias de salud pública, en los que el estado de salud limite las posibilidades de éxito (insuficiencia renal) o en los que el propietario lo requiera.

Antes de empezar el tratamiento de la leishmaniosis canina siempre hay que recordar que es largo (muchas veces indefinido), caro y que muy pocas veces se llega a la curación total del perro.

Hay muchos fármacos que han mostrado eficacia en el tratamiento de la leishmaniosis canina, sin embargo los más estudiados y utilizados son las sales de antimonio y el alopurinol.

La elección de un protocolo terapéutico es solo uno de los problemas a los que se enfrentan los veterinarios que se ocupan de casos de leishmaniosis canina. Otros problemas de difícil solución consisten en el seguimiento de los pacientes durante y después del tratamiento y en adoptar la difícil decisión de suspender el tratamiento. La mayoría de autores piensan que la leishmaniosis nunca se elimina y reaparece si se detiene el tratamiento. Sin embargo, se sabe que en muchos animales un tratamiento apropiado, tanto en lo referente al momento de inicio como en el medicamento utilizado, puede inducir un cambio en la respuesta inmunitaria del paciente y en consecuencia conseguir la curación clínica del mismo.

La mayoría de veterinarios realizan controles cada 6 meses y utilizan como veremos para valorar la evolución del animal: la desaparición de los signos clínicos, la normalización del proteinograma y los valores hematológicos y bioquímicos, la titulación de anticuerpos anti-Leishmania y la presencia de parásitos en el perro.

¿Se puede prevenir la leishmaniosis canina?

La la leishmaniosis canina es una zoonosis que puede causar enfermedades graves e incluso letales en personas que tengan sistema inmunitario alterado, principalmente niños, ancianos, personas con SIDA y personas bajo tratamientos inmunosupresores. Sin embargo, hay que recordar que sigue sin existir una relación directa entre los índices epidemiológicos de la leishmaniosis canina y de la leishmaniosis humana. Aunque los casos de leishmaniosis canina aumentan, no se observa en las mismas zonas un incremento de los casos en humanos. La leishmaniosis canina es una enfermedad muy difícil de erradicar, ya que tiene un período de incubación largo, su diagnóstico es difícil, existen perros que aunque tienen el parásito, no presentan síntomas y hay otros posibles hospedadores. A todo esto, se une la falta de tratamientos definitivos o vacunas efectivas.

Las medidas de prevención de la leishmaniosis canina, por lo tanto, tienen un papel importante en el control de la LC. Una de las medidas más lógicas puede consistir en disminuir las probabilidades de contacto de los perros con los vectores. Así, es recomendable evitar que los perros duerman en el exterior o disminuir los paseos al atardecer o al amanecer. La utilización de mosquiteras también es una buena alternativa. Además de estas medidas clásicas, algunos autores abogan por el uso de insecticidas u otros repelentes de mosquitos, especialmente los que contienen deltametrina, que según sus estudios parece ser un potente repelente de los flebótomos. Sin embargo, siguen sin existir medidas profilácticas que permitan asegurar una protección completa de los perros y de las personas.

Fuente: http://www.foyel.com/cartillas/6/leishmaniosis_canina.html


Acciones

Information

2 responses

8 01 2015
Julieta

Hola quería averiguar por los bull dog francés vaquita o pied. Ya que quería comprar una y las que vi tienen todas las almohadillas de las patas despigmentadas es normal? Yo tenía entendido que tenían que ser bien negras. Desde ya muchas gracias.

14 04 2015
juangalindo

si bien para exponer deben ser negras, para compañia no hace falta. Y por lo gral si tienen blanco en las patas la almohadilla va a estar decolorada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: